Calidad de un calentador solar

¿Como conocer la calidad de un calentador solar?
Calidad de un calentador solar

No se puede saber ciertamente como es la calidad de un calentador solar, nos podemos guiar por referencias sobre la gente que opina, quizás, o averiguar como es más o menos el rendimiento y calidad de un calentador solar de vecinos o familiares.
Pero no es fácil averiguar como es la calidad de un calentador solar si no lo tenemos en nuestra propia casa.

Para saber con total certeza la calidad de un calentador solar de X marca, deberíamos de desmontar sus componentes y analizarlos de cerca.
Cosas tan fundamentales como el serpentín que hay dentro y no siempre se ve desde fuera, yo he visto fotos de algún calentador solar comercial desmontado, y explicando como sorpresa que dicho serpentín es un circuito primario de plástico especial, pero plástico al fin y al cabo.
Deberíamos de saber como es la calidad y grosor del vidrio que hace el efecto invernadero.
Deberíamos saber como es el aislamiento interior.

Es difícil también guiarse de la opinión de la gente, y digo que deberíamos de tenerlo en nuestra propia casa, porque la percepción de algunas personas no es siempre la correcta, además estos calentadores solares se instalan con una resistencia eléctrica de apoyo.
La misión de esa resistencia eléctrica de apoyo son dos.
1- Confort: Proporcionar el confort necesario cuando el sol ha sido insuficiente para calentar el agua.
2- Obligación por normativa: La industria se ha sacado de la manga la obligación de este uso, justificando la protección contra la legionella.

Esta resistencia eléctrica actúa como una estufa dentro del agua, y está preparada para trabajar de forma autónoma para mantener la temperatura constante del agua en todo momento, eso hace que el usuario crea que su sistema está funcionando muy bien.
Este tema en concreto de la resistencia de apoyo, complica mucho las cosas, la gente no sabe a ciencia cierta que está haciendo su calentador solar, sólo saben lo que sale de sus grifos.

En varias ocasiones he oído a señoras en la calle, comentando la jugada, una dice que no todos los días le calienta, otra dice que más o menos siempre está bien, pero muchas de éstas coinciden cuando dicen “pues no se porqué, pero desde que me instalaron el chisme en la azotea, me viene unas facturas de luz más altas de lo normal”, y no caen en la cuenta ni sospechan de donde viene ese consumo, hay gente que no sabe ni quiere saber nada.

Punto a parte de como analizar la calidad de un calentador solar por los componentes que lo forman, hay mucho que meditar sobre este apoyo de calentamiento eléctrico.
Hay empresas que te ponen depósitos de 300 litros, 400 litros, 500 litros, con sólo 3 colectores, y te dicen que es tan eficaz que pocas veces te faltará agua caliente, claro, si tuvieran que explicarte toda la verdad, perderían el interés de mucha gente y las ventas caerían en picado.
Lo que hace fabricante e instalador, es montar tal cual el sistema, y dejar programado esa resistencia eléctrica de más de 2000w o 3000w, será la que calienta el agua cuando el sol es insuficiente, agravado seguramente si el fabricante no se porta bien con sus calidades y decide usar componentes de baja calidad.

Entonces ¿tenemos un calentador solar de agua con apoyo eléctrico? ó ¿tenemos un calentador eléctrico con apoyo solar?
Pues según se mire, en muchos casos me consta que nos venden lo 1º, pero lo que nos entregan es lo 2º.

¿Porque el apoyo eléctrico resulta ineficiente?
La normativa vigente nos obliga a pagar el equivalente a la fabricación e instalación de esa resistencia eléctrica de apoyo,  pero no hay un mecanismo eficaz que decida que momentos son apropiados, y esto es muy muy importante.
Independientemente del pronóstico meteorológico, hay unas horas lógicas y razonables para justificar el gasto eléctrico. Las 3 de la madrugada es buena hora justificable para calentar el agua haciendo uso del consumo eléctrico, aunque la mayoría de las veces será inútil si no se va a consumir ese agua de madrugada o a primera hora de la mañana.

Una acción mucha más absurda es cuando la resistencia eléctrica se enciende a las 9 de la mañana, y a las 10 de la mañana que es cuando tenemos un sol precioso dispuesto a regalarnos su energía, y resulta de ineficiente y de total desaprovecho porque el agua ya ha sido calentada previamente, y evidentemente, cargado dicho gasto a la factura de la compañía eléctrica.

Para mi este concepto de apoyo mal aplicado, merma mucho la realidad la calidad de un calentador solar, aunque el sistema sea eficiente se ve determinado y condicionado por una mala gestión de los medios y una clara equivocación de conceptos.

Otro factor determinante es la obligada ubicación del sistema en la intemperie, la resistencia eléctrica de apoyo también está en la intemperie, y tiene que atravesar de forma irremediable todo el tramo de tubería también en el exterior hasta que el agua llega al interior de la casa.
Resulta mucho más rentable y eficiente usar un método de apoyo en el interior de la casa y con menos recorrido de tubería, por cuestiones puramente físicas, cuanto más caliente está el agua del exterior, más temperatura se pierde por convección, perdidas constantes en el almacenamiento y recorrido de la tubería exterior, y cuanto más elevada es la temperatura, más elevada es esa pérdida.
En el interior de la casa también sucede lo mismo, pero teniendo en cuenta que en el interior de la vivienda tendremos 20 o 30º de diferencia a nuestro favor, la pérdida por convección será notablemente inferior, y es el conjunto de todos estos conceptos y detalles lo que agrava o faovrece el rendimiento total, y será lo que pagaremos en la factura de cada mes.

Esta ubicación también es importante y determinante, por desgracia supone un obstáculo insalvable, porque los calentadores solares comerciales funcionan con el sistema de termosifón. (véase diferencia entre sistema de termosifón y sistema de circulación forzada)
Si el almacenamiento y resistencia eléctrica de apoyo estuviese en el interior de la casa, entonces podríamos hablar de una gran mejora en la calidad de un calentador solar.

¿Se puede optimizar o gestionar el uso de la resistencia eléctrica de apoyo?
Es difícil, desenchufar y enchufar la resistencia a nuestro propio criterio puede resultar todavía más caro, mantener el agua a una temperatura constante gasta mucho menos que el esfuerzo que requiere el subir 40º del tirón.
Hay gente que cae en este error y desenchufa la resistencia eléctrica, y la enchufa cada vez que van a usar la ducha, es un concepto equivocado que difícilmente logrará reducir el consumo de electricidad.
El uso continuo o interrumpido de esta resistencia, es como comparar la acción de calentar un comedor con una super super estufa apagando y enciendo a cada rato, o tener una estufa normal a una temperatura constante.
Quizás sería una idea más apropiada cambiar la resistencia eléctrica por una de mucho más bajo consumo, que tardará mucho más en calentar el agua, pero logrará conservar de forma estable la temperatura de confort, todo a un consumo eléctrico mucho más razonable, aunque está opción no es asequible ni accesible para la mayoría de los usuarios.

Desenchufar la resistencia eléctrica para siempre con la finalidad de anular dicha función, puede ser una solución muy económica.
Aunque estaremos incurriendo con la legislación y normativas y etc, que por otra parte nadie puede detectar, ni podemos causar perjuicio a ningún vecino.
Destacar que habrán días fríos sin sol y nuestro calentador solar será como un pisa papeles en la azotea.
Anulando la resistencia elećtrica si veremos con real certeza como es la calidad de un calentador solar en concreto. Porque si el colector es eficiente, y el aislamiento del depósito es bueno, debemos obtener el 70% o 80% mínimo de la producción de agua caliente sin demasiado esfuerzo.
Si nuestro calentador solar es eficiente, acumular el rendimiento de 2 días medio soleado o un poco nublado, debería ser suficiente para tener un rendimiento aceptable y una agua muy caliente. (mi calentador solar casero me está demostrando ser eficiente en este sentido)
En el proyecto de mi calentador solar casero que yo expongo, no hay ninguna resistencia eléctrica instalada, no la necesito, de hecho era lo que yo quería evitar, porque no sería rentable cambiar el calentador de gas butano por un calentador eléctrico.
Lo que yo hago es lo que estoy describiendo, consigo un equilibrio entre el uso diario o acumular 2 de rendimiento para obtener el calentamiento 100% gratuito. Tengo un sistema de apoyo con el calentador de gas de butano que usaba antes, sólo lo uso unas pocas veces al año, este punto lo describiré a continuación.

¿Entonces como puedo conseguir el 100% de mi consumo de agua caliente con un ahorro económico real?
1- Anulando la resistencia eléctrica ya que está permanentemente enchufada y calentando a destajo y en momentos que está fuera de lugar.
2 – Intentando aprovechar al máximo el rendimiento del captador solar.
3 – Hacer uso alternativo de recursos más lógicos y económicos para calentar el agua hasta el punto de confort.

Con el punto 3, y subir el agua hasta el punto de confort, quiero decir, que si el agua está a 32ºC, que un segundo mecanismo gaste el equivalente de subir esos 32ºC a 45ºC y sólo gaste eso, y sólo y explícitamente en la cantidad de agua que se va a consumir.

Estos mecanismos alternativos y eficientes como energía auxiliar de apoyo, pueden ser:

Apoyo con Calentador Eléctrico de paso o Calentador instantáneo eléctrico: http://es.wikipedia.org/wiki/Calentador_de_agua_circulante

Calentador eléctrico de paso

Calentador eléctrico de paso

Es un aparato eléctrico pensado para instalar en la cercanía de los grifos de consumo, siendo lo más habitual, obviamente, hacerlo cerca del grifo de la ducha, y posiblemente un segundo dispositivo en el fregaplatos.
Su funcionamiento es muy básico, el fontanero o instalador secciona una tubería, y acopla ambas secciones a este aparato, este aparato es como un burdo empalme, hace que el agua entre en el dispositivo, haga un pequeño recorrido, y vuelva a salir para devolverla a la tubería de origen.
El recorrido interno es donde el agua se va a calentar el agua.
Aunque es un mecanismo eléctrico, es eficiente por 3 razones:
1 – Está diseñado con sensores térmicos para gastar sólo lo necesario para dar un temperatura determinada al agua que sale.
2 – Es una instalación muy sencilla, y como el acondicionamiento de temperatura se realiza cerca del grifo, la pérdida térmica es casi nula. Otros calentadores que están en el exterior o en la cocina, pierden mucha temperatura por el largo recorrido de las tuberías.
3 – No necesita mantenimiento, como no es un acumulador no debe sufrir de oxidación ni corrosión interna.

Apoyo con Calentador de gas butano:

Calentador de gas butano

Calentador de gas butano

Es un clásico conocido por todo el mundo.

Para usar este tipo de calentadores como calentador de apoyo a nuestro sistema de calentador solar, necesitamos de la experiencia de un fontanero que sepa modificar la instalación y derivación de tuberías, de forma que el agua que llega del sistema solar pase por éste.
El agua de las placas llegará a este calentador, y el agua recalentada llegará de forma confortable a nuestra ducha.
Lo apropiado sería que el fontanero instale una llave de conmutación en éste, para que nosotros podamos forzar o anular la derivación a este.
La idea es que el agua entre en el calentador cuando queremos recalentar el agua, pero más importante es que no lo haga cuando no vamos a hacer uso de éste, la razón es porqué el recorrido del serpentín de cobre disipará gran parte de calor, o dicho de otra manera, nos robará unos cuantos grados para dárselo al aire del habitáculo.

¿Que ventajas nos da este tipo de calentador?
Es eficiente y económico, se puede considerar de gasto moderado mientras que el gas de butano mantenga los precios razonables.
Es un sistema duradero con poca necesidad de mantenimiento.
Se puede usar incluso aunque el sistema solar no funcione o sea anulado.
Aunque su rendimiento dependerá en buena medida del recorrido y aislamiento de las tuberías, por lo menos no usará el recorrido externo de la intemperie como lo sí lo hace las resistencias eléctricas de apoyo instaladas en los sistemas solares comerciales.

 

Si tenemos en cuenta todos estos factores, cada uno puede investigar por su cuenta y hacer comparaciones, a fin de mejorar y aprender a rentabilizar la calidad de un calentador solar.

Si tu calentador solar es de circulación forzada y quieres conocer un truco para optimizar increíblemente el rendimiento, te interesa visitar esta página: http://www.misolarcasero.com/mejorar-el-rendimiento-del-calentador-solar/

Acerca de apachebcn

Entusiasta de la informática y la electrónica, pequeño emprendedor y fabricante de ideas.

Deja un comentario